21.9.06

Si pudiermas verme, tendrias la Verdad

Miren, no puedo decirles que todas las letras que escribo tienen asidero en la realidad. Tampoco puedo mentir, y decir que ninguna letra que escribo tiene asidero en la realidad. Honestamente depende, porque hay tanto de qué inspirarse que no necesariamente viene de mi fuero interno, que dejarlo pasar sería... un lujo que no nos podemos dar.

Me tomas con tal suavidad

me abrazas con tanto dolor

Es una sensación simple, la de la afinidad y la imposibilidad simultaneamente.
Cuantas veces en nuestras vidas no nos habrá pasado. Sentimos que X es
verdaderamente perfecta - para nosotros - pero es imposible - por Y motivo.

Motivos Y: No es solter@, no es de mi tendencia sexual, me odia, tiene 50 años menos, tiene 50 años más, tenemos visiones políticas/religiosas/habitacionales/deportisto-nutricionales incompatibles (no se rian, lo he visto pasar!), no puedo vivir con el/la-no puedo vivir sin el/la, NI SIQUIERA ME HA VISTO, NO TIENE IDEA DE QUIÉN SOY

Si alguna vez, supieras verme

Verias la verdad

¿Y si ni siquiera nos han visto? Se acuerdan de ese momento? Ese momento donde uno ya vislumbra la posibilidad del otro, donde empieza a jugar con potenciales, con apuestas a futuro... "la madre de mis hijos". En esa onda. Pero no ha pasado nada aun. Ni siquiera me ha visto. Uf... pero si me viera!

Ahí es donde uno se lo juega todo, porque es en esas fantasias que vertimos todo lo que queremos llegar a ser - peor aun - a hacer. Y empezamos a alucinar con la idea de que el otro sí me miró - de una manera diferente - porque ya entiende lo que está pasando, porque siente lo mismo que yo.

Tarde para ver lo que siempre he tratado de esconder, Y sabes que yo se

Que cuando miras, cuando tocas quieres más... No ves que yo también

En fin, yo no seré la gurú de las relaciones, pero hay que ver que muchas veces ponemos todos los huevos en la canasta. Los huevos, tres alcachofas, completita la vajilla, cepillo de dientes, de pelo, el hornito eléctrico, una frazada por si acaso, y todavía no tenemos ni su teléfono. Pero ya estamos esperando mucho, mucho MUCHO, de esta promesa.


Quiero despertar, Y en tus ojos traerás, De tus manos nacerán

Todas las promesas, traerás... Para ser feliz

Y hay que tener cuidado. Hey! ojo que yo no digo que no hay que enamorarse. HAY que enamorarse, todo el dia, todo el rato, de todo el mundo, para poder respirar hay que enamorarse. Otra cosa es perderlo todo en la apuesta futura mal jugada, mal cerrada, mal vislumbrada. En el peor Davilazo. Y haberselo jugado en ese cheque a fecha que nunca vas a poder cobrar. Que sólo servirá para adornar un escritorio por ahí, pero ¿la verdad? Nada Más.

Y pasarse los dias, noches, meses preguntandose frente al espejo

Soy yo lo que quieres hoy?


1 comentario:

Gustavo dijo...

Un rollo terrible el de enamorarse, pero no podemos vivir sin eso. Todos lo necesitamos, es como las cuerdas a la guitarra, como el alivio busca al enfermo, o el enfermo al alivio (la frase última que dije pertenece a un tema del último disco de Bebo y Cigala.