20.6.07

Uvas, Habanos y Mar

Parece titulo de best seller español, pero son en realidad las esquinas musicales por las que andamos parando. Mosaico está explorando, y de vuelta de otros contintentes - metáforicamente entiendase, nadie tan millonario como para andar dando vueltas en esta época del año - hemos encontrado refugio y crecimiento en sonidos tan cerca de casa. Siempre con el toque Mosaico.

Y tal como en el título del post, mezclando cosas que parecieran tan disímiles. En nuestras cabezas eso si, no sonaba disímil y hoy, que muchos temas ya han tomado forma y sonido, puedo asegurarles que nada más lejos. Hemos tomado sonidos latinoamericanos para fusionar con nuestro estilo, mezclando tonadas con bulerias, tanguillos, cuecas, tangos y rumbas. Percusiones afrolatinas, pop y guitarras cálidas. Hemos tomado temas emblemáticos como Jardinera de Violeta Parra - que para mi es el sumum de Violeta: su nombre es en sí un Jardin, y para mi habla de su visión de sí misma, una Jardinera que saca hierbas buenas para sanarse, que cultiva belleza en sí misma para matar el dolor y crecer - y con nuestra version, creemos poder recrear ese jardin.

Venimos llenos de sorpresas, nuevos sonidos, y los esperamos a todos el próximo 28 de Julio en La Máquina para conocer estas, y otras esquinas musicales... Familia, Madera, Colores...

Sábado 28 de Julio 21:00 hrs
Pub Restaurant La Máquina
Seminario 65, Providencia. F: 2267270
Entrada: $2.000

4 comentarios:

Anónimo dijo...

genial!!! los iré a ver con sus nuevas producciones...


Claudia Pizarro

Anónimo dijo...

Holaaaaa, ene tiempo... me alegra mucho que esten explorando.... siempre es bueno.....

Ojala pueda ir a verlos....

Cariños,

Marcela B.

Gustavo dijo...

Marcela B?????

Será Marcela Ballesteros???

Estamos trabajando duro para renovar el repertorio.

Saludos

flavia dijo...

Puedo ahora afirmar con fundamento, que los temas nuevos se vienen MUY buenos... no quiero contar mucho más, pero el lunes en ensayo, me mostraron la version Mosaico de "La Cumparsita" y está increible!